top of page
  • Foto del escritorinstituto jfpg

Un Fervoroso Homenaje a la Memoria de José Francisco Peña Gómez

Actualizado: 8 mar




Este lunes 6 de marzo, la figura de José Francisco Peña Gómez ocupó la mente y el corazón de quienes, fieles a su memoria, llenaron a tope el Salón Ivelisse Prats de la sede del Instituto de Formación Política que lleva el nombre del desaparecido líder.

En su introducción del acto, Rafael Montilla, gestor académico del IJFPG, exaltó la trayectoria político-partidista de Peña Gómez, su capacidad para lograr el consenso y su intransigente defensa de la democracia, y valoró la entidad como un instrumento al servicio de la pervivencia de su legado.

Un video elaborado por Fernando Quiroz llevó al salón las voces de otras dos relevantes figuras de la historia intelectual y política dominicana también fallecidos: Hugo Tolentino Dipp e Ivelisse Prats. El testimonio de ambos, grabado cuando todavía la muerte no los rondaba, fue un emocionado resumen de las virtudes humanas y sociales de José Francisco Peña Gómez.

Hipólito Mejía y Milagros Ortiz Bosch, también recuerdanen el video su vínculo con el líder. Desde la experiencia, signada por momentos cruciales para la vida nacional, recrean la calidad política y personal de quien concitara una adhesión popular inédita entonces, y sin continuidad después.

Como lo señalara Milagros Ortiz Bosch en una posterior intervención al final del acto de homenaje, Tolentino Dipp e Ivelisse Prats trazan con precisión el perfil intelectual de Peña Gómez: versado en política nacional e internacional, estratega brillante, preocupado siempre por aumentar su caudal de conocimiento, políglota, de un atractivo carismático que supo vencer las resistencias que le opusieron siempre sus adversarios.

Pero Peña Gómez fue también el que supo dirigir a su partido y a las masas sin perder nunca el sentido de la realidad. Las palabras de Milagros Ortiz Bosch desanduvieron el tiempo para llegar a los momentos inmediatamente posteriores al fraude que le arrebató la victoria en las elecciones de 1994. Días y noches sin tregua de un grupo de hombres y mujeres para demostrar, de manera fehaciente, la suplantación de votantes realizada en cada mesa electoral por el reformismo para evitar el triunfo en las urnas del líder perredeísta. Tiempos silenciosamente heroicos, como los muchos que entretejen la democracia dominicana.

Aunque parecería reñir con su estatura de líder nacional e internacional, la humildad fue signo distintivo de Peña Gómez. Hipólito Mejía, quien lo acompañó en la candidatura en 1990, rememoró su grandeza humana recreando situaciones que, por su dimensión ética, lo dejaron perplejo. Como la de aquella tarde de 1994 cuando, recorriendo sin rumbo la ciudad en el viejo carro del líder, este se valió de circunloquios para decirle que las encuestas aconsejaban que su compañero de boleta en las elecciones de ese año fuera un extrapartido, y no él, de tan probada lealtad y adhesión. Mejía no podía entender cómo aquel titán podía sentirse obligado a casi pedirle permiso a él, un “pelafustán” para adoptar una decisión política de tanta trascendencia. Así era Peña Gómez.

En la primera fila del acto, Peggy Cabral escuchaba emocionada. Una emoción que se salió de cauce cuando Mejía ponderó los cuidados que ella prodigó al hombre puesto contra la pared por el cáncer. “Cuando Peña Gómez dormía, tú estabas despierta; cuando él estaba despierto, tú también lo estabas”, dijo el expresidente para relevar el valor y la fidelidad de la mujer que acompañó al líder durante los últimos años de su vida.

Un segundo video, elaborado por Mayra Poueriet y Randy Laucel, habla de la gestación y puesta en marcha del Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez. Dos figuras son las protagonistas de este proceso: Hipólito Mejía, desde entonces su presidente, y Ana María Acevedo, quien fuera una cercana colaboradora del líder perredeísta.Vital y apasionada, asumió como tarea urgente echar a andar el proyecto.

A 17 años de su fundación, los logros del IJFPG son notables. Cerca de once mil hombres y mujeres han pasado por sus aulas y adquirido conocimientos que amplían su horizonte y los capacita para observar la realidad nacional con ojo crítico. Abierta a todos los dominicanos y dominicanas, sin importar bandería política, la institución se ha convertido en referente en el ámbito académico no formal. Pero, sobre todo, representa un espacio donde el pensamiento político de José Francisco Peña Gómez encuentra eco y se convierte en fuerza.













24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page